Mi pasión por la radio (1)

La radio es y ha sido siempre mi gran pasión. Lo pone en mi perfil de twitter. Pero basta con que te lo diga yo, creeme.

A los 13 años comencé mi andadura por las ondas radiofónicas (siempre me ha resultado algo cursi esa expresión) en Radio Jarama. Todavía conservo grabaciones de aquella época. Fue divertido, educativo y sobre todo apasionante. Intentaba imitar a algunos de los grandes con los que años más tarde trabajaría, trataba de engolar la voz para parecer algo más mayor, cantaba las presentaciones en vez de hablar… Divertido, repito...

A los 15 años me ofrecieron mi primer sueldo en una emisora local de San Fernando de Henares, Radio La Voz del Pueblo; 455 pesetas la hora (años más tarde llegaría a cobrar menos). Algo había aprendido (no demasiado, pero ¡me contrataron!)  Comencé haciendo un programa de 10 a 12 de la noche. (He de decir que yo le propuse al Director hacer de 12 a 4 de la madrugada; si, con 15 añitos). Me llevaba cada día mi hermano y durante un tiempo volvía a casa haciendo autostop, hasta que di con un vecino que pasaba cada noche por allí a eso de las 2:30, por lo que ya tenía chofer de vuelta (aquellos viajes se los agradecí quitándole la novia años después ;) . En dos meses tuvimos que prolongar el programa hasta las 2 de la madrugada tanto por la audiencia como por la publicidad que comenzó a entrar en esa franja horaria (cosa que nunca había sucedido). El programa era el típico de música romántica, peticiones del oyente y charlas interminables con taxistas, gasolineros, vigilantes… e insomnes varios. Al parecer, durante los casi 2 años que duró el programa, los oyentes siempre habían pensado que hablaban con un locutor de treinta y tantos… Así que el día que me despedí, muchos de ellos acudieron a la emisora, y cuando me vieron, no daban crédito. Todavía conservo amigos de aquella época.

¿Por qué me fui? Bueno, además de decidirme por estudiar periodismo y arte dramático, había conseguido una importante colaboración en la Cadena Rato de Alcalá de Henares. ¿os acordáis del jingle? “Cadena Rato, setenta emisoras y tú en cadena”.  Al poco la ONCE compró la emisora y pasaría a llamarse Radio Amanecer (más tarde Onda Cero).

Me centré en mis estudios… Bueno, bah, diré la verdad. Me centré en disfrutar de la vida, en pasarlo bien, en correrme una y mil juergas… alternadas siempre con lo que desde los 80 mi amigo Black Lord y yo llamábamos “momentos Arte”. Volví a casa (y fue por Navidad, si). Comencé un programa en Radio Mejorada, donde tuve un sueldo digno gracias a los ingresos publicitarios. Durante algún tiempo compaginé este programa con colaboraciones puntuales que hice en Onda Cero Coslada como crítico teatral y comentarista.

Gracias a un amigo de Onda Cero, me enteré de que iban a abrir una nueva emisora cerca de Alcalá de Henares, por lo que me decidí a presentarme para ofrecerme como locutor. Inauguré RK20, si no me equivoco, en el año 1994 (Juan y Montse, sus propietarios, todavía recuerdan mis primeras palabras). Años más tarde, después de un deambular algo incierto, llegué incluso a ser Subdirector de la emisora.

Al poco me vi de repente en una gran cadena, o al menos lo parecía. Radio Voz. Creo que fuimos (si, digo fuimos) Carlos Alsina, Pago García y yo los que inauguramos el dial de Madrid. Estábamos en un chalecito de la calle Bolivia (donde en cierta ocasión tuvimos que llamar a los bomberos por una colilla mal apagada en una papelera; seguro que Pepelu (actual técnico de Onda Cero) se acuerda de aquella aventura y de cómo cantábamos los jingles…) Recuerdo esa época con mucho cariño.

De ahí pasé a Intereconomía. Si, lo digo bien alto. La emisora se llamaba así. Por todo lo alto, lujo por doquier… (teníamos un Rolls Royce con el que íbamos a recoger a los invitados). Nosotros hacíamos el programa de fin de semana. Interweekend se llamaba.  Poco nos duró aquel sueño. Me pasaron a la parte de economía y así, de buenas a primeras, me tocó ir a la puerta del chalet de Amusátegui (un pez gordo) para hacer periodismo de investigación para un programa llamado “El muro de la verdad” ¿verdad que era un coñazo? Si, lo era. Me echaron, obviamente.



¿Interesante? Uf, este post se está haciendo demasiado largo y todavía no te he hablado de TWRadiOnline. ¿qué es eso? Mejor síguenos en Twitter @twradionline http://twitter.com/twradionline y te irás enterando… Yo prometo continuar mi historia, aquí o en TWRadiOnline. ;)

2 comentarios :

  1. Que gracia me ha hecho leerte, te he encontrado por casualidad buscando un articulo de la voz del pueblo, que yo escuchaba cuando era peque - adolescente y me encuentro con que como yo te has pasado por varias radios haciendo amigos!!jejeje, Igual hemos coincidido por alguna de ellas o igual se nos cruzaron los años, el caso es que por ejemplo a Pepelu le tengo mucho cariño, asique currando en un programa de radio y sintiendo morriña me he encontrado contigo, un placer, Alma

    ResponderEliminar
  2. Hola, Alma! Siento no haber respondido antes. Acabo de ver tu comentario. también me hace ilusión saber que hay gente que vive y disfruta de la radio y que, como yo, ha ido haciendo amigos. Seguro que me has escuchado y tal vez nos hayamos encontrado por ahí. Contácta conmigo por email y cuéntame, me gustaría saber más. Un abrazo,

    ResponderEliminar